Soy un afectado de Idental: ¿Qué tengo que hacer ahora y cómo reclamar?

No es la primera vez que una empresa cierra dejando sin servicio a muchos clientes. El último caso es IDental, que ha cerrado todas sus sedes por toda España tras reiteradas quejas y reclamaciones por parte de sus pacientes.

Si es uno de los afectados por el cierre de la empresa de servicio dental le recomendamos seguir estos pasos:

Si eres un consumidor: paciente.

  1. Recopilar todas las pruebas de que disponga, que acrediten su relación contractual con IDental: contrato, financiación si la tuviera, pruebas médicas, informes, tratamientos prescritos, fotografías, reclamaciones escritas, etc.
  2. Poner en conocimiento que es uno de los afectados. Para ello, será conveniente dirigir un escrito fehaciente a IDental, a su clínica o, en caso de haber cerrado, puede dirigirse al domicilio social de la empresa. Es muy posible que ese escrito no sea recepcionado, pero debe conservar copia del envío por correo certificado con acuse de recibo o por burofax.
  3. Recomendamos además denunciar los hechos ante los organismos de consumo esta situación, para que se ponga en marcha el procedimiento administrativo correspondiente.
  4. En aquellos casos en que la persona tenga financiado el tratamiento dental, recomendamos enviar igualmente un escrito a la financiera, solicitando la resolución del crédito contratado, habida cuenta que el contrato principal queda resuelto por incumplimiento.

Si eres un acreedor: proveedor, trabajador…

Dado que la compañía no se encuentra aun en concurso de acreedores la única opción es la reclamación por la vía judicial (juzgados primera instancia, mercantiles o laborales según corresponda).

¿Qué pasaría si la empresa sale a concurso de acreedores?

La declaración del concurso de acreedores de IDental no afecta al derecho de crédito; es decir, cualquier cliente cuyo tratamiento quedó interrumpido o no se llegó a iniciar, así como cualquier proveedor dispondrán del plazo de un mes a contar desde el día siguiente a la publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE) del Auto de declaración de concurso de la compañía para poner en conocimiento de la administración concursal designada la existencia de sus créditos, aportando la documentación justificativa de la misma.

Los créditos que se incluyan en la lista de acreedores se clasificarán en privilegiados, tanto especiales (en general, los garantizados con algún derecho real) como generales (tributos, cuotas a la Seguridad Social, etc.), ordinarios (aquellos que no se encuentren calificados en esta Ley como privilegiados ni como subordinados, tales como los créditos de las personas consumidoras y usuarias) y subordinados, dentro de los que se incluyen los créditos comunicados de manera tardía, y, consecuentemente, los que serán abonados en último lugar, de ahí la importancia de comunicar en plazo el derecho de crédito.

Consúltanos

Categories

CategoryCivil, Laboral, Mercantil

Copyright © 2018 Kontor Abogados. Todos los derechos reservados.